Después de más de 26 años de servicio, fue despedido con honores, el agente ministerial, Juan Francisco Puente Martínez de 49 años, quien murió en un acto heroico, cuando acudía a auxiliar a una de sus compañeras en el municipio de General Treviño, Nuevo León.

Ante la presencia de más de un centenar de compañeros de la Agencia Estatal de Investigaciones, autoridades de la Fiscalía de Justicia de Nuevo León, familiares y autoridades estatales, se rindieron varias guardias de honor en su memoria.

Fue el Director de la Agencia Estatal de Investigaciones, Esteban Alejandro Cantú Montes, quien recordó la memoria del detective, quien era conocido por sus compañeros como “Panchito”.

“Él es un gran ejemplo para los elementos que cada día ponen en riesgo su integridad en aras de salvaguardar la seguridad del pueblo de Nuevo León”.

Así mismo, Cantú Montes, señaló a los presentes, que los lamentables hechos, llevarán a reforzar la identidad de la corporación.

“Que la memoria de Panchito nos lleve a reforzar nuestra identidad como elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones, para actuar siempre con valentía y honor, para demostrar que el camino de la legalidad y la justicia, están por encima de cualquier pretensión de los delincuentes”.

En tanto, el Fiscal de Justicia del Estado, el licenciado Gustavo Adolfo Guerrero Gutiérrez, manifestó su apoyo a la familia del agente ministerial fallecido.
“Reitero a su familia, que nuestro compromiso será eterno con quienes han ofrendado su vida en la labor de investigación en cualquiera de sus rubros. Siempre recibirán de nosotros el privilegio de la cercanía. Siempre tendremos las puertas abiertas con la voluntad incondicional”.

Así mismo, el funcionario recalcó el compromiso de la Fiscalía General de Justicia, con la sociedad nuevoleonesa.

“Sembraremos la semilla de la ley y trabajaremos incansablemente para que esta crezca y dé frutos a toda la sociedad Nuevoleonesa. No nos aflijamos, presentes o ausentes, todos cosecharemos”.

Después de recordar la memoria del elemento y efectuar el último pase de lista, finalmente el cortejo fúnebre, trasladó los restos de “Panchito”, para darle el último adiós en su última morada en un panteón en Guadalupe.