A través del uso compartido de herramientas de comunicación tecnológica, la procuración y administración de justicia ha avanzado en rapidez y eficiencia, puesto que, en Nuevo León, las peticiones de los ministerios públicos a los jueces en procedimientos judiciales se realizan a través de videoconferencia, además que la decisión de los juzgadores es avalada mediante documentos electrónicos.

Al celebrar un acuerdo de interconexión, la Fiscalía General de Justicia y el Poder Judicial del Estado, acordaron que la comparecencia de fiscales a las audiencias en el sistema penal acusatorio se realizara mediante un sistema de videoconferencia. Asimismo, se acordó que las notificaciones jurídicas de las decisiones de los jueces se enviaran mediante dispositivos digitales con documentos firmados con la firma electrónica FIEL.

A pesar de que ya existía la posibilidad de que se realizaran comparecencias en salas de audiencia mediante videoconferencia, el acuerdo celebrado por ambas instituciones es de mucho mayor alcance, pues permite la celebración de audiencias fuera de sala o tribunal, ante la urgencia de alguna medida jurídica, así como la conexión con zonas distantes a la ubicación de los tribunales.

El primer caso se presentó el pasado mes de abril, ya que una Agente del Ministerio Público solicitó a un Juez de Control una orden de aprehensión. Esta comparecencia se realizó estando ambos funcionarios en sus respectivas oficinas debido a la premura que existía para evitar la fuga del imputado. Sin necesidad de acudir a la sala de audiencia, ambos funcionarios llevaron a cabo la diligencia judicial ordenando la aprehensión de la persona imputada.

Asimismo, en el mes de mayo se realizó otra petición para obtener una orden de aprehensión, la cual fue concedida. Sin embargo, en esta ocasión, la Agente del Ministerio Público utilizó un dispositivo móvil (teléfono celular) para ese efecto. Esto refleja que no importa el lugar en que se encuentre el Fiscal o el Juez, a través de estos dispositivos pueden realizar estas diligencias judiciales que benefician al sistema de justicia, ahorrando tiempo y salvando distancias.

De igual forma, el pasado mes de abril se han realizado diversas conexiones entre Fiscales de zonas fuera del área metropolitana y Jueces de Control que se encuentran en Monterrey, Nuevo León, logrando con ello la agilidad de los procedimientos de zonas alejada, como Montemorelos y Galeana.

Estos ejemplos dan claridad de las ventajas de utilizar tecnología de vanguardia en el sistema de justicia, fortalecido por una colaboración interinstitucional del encargado de la investigación de los delitos y de quien debe juzgarlos.