Olimpia Coral Melo Cruz es un ejemplo de resiliencia y de lucha contra la violencia de género. Originaria de Huauchinango, Puebla, solía llevar una vida tranquila, siendo una estudiante destacada participó en concursos nacionales e internacionales de oratoria.

A los 18 años su vida dio un giro inesperado, después de que accedió grabar con su pareja un video íntimo el cual fue difundido y explotado por redes sociales, páginas pornográficas, incluso periódicos locales publicaron capturas de dicho video.

Ante el hostigamiento social se aisló durante 8 meses, tuvo depresión y 3 intentos de suicidio, luego de una conversación con su madre, comprendió que habían traicionado su confianza al exponer su intimidad sin que ella estuviera de acuerdo, por lo tanto era una víctima.

Confiesa que un día deseo cambiar su rostro mediante una cirugía plástica, no lo consiguió, pero lo que sí logró fue cambiar la historia, la propia y la del país, dejó de ser Olimpia, la del video sexual, para ser Olimpia, la impulsora de ley que lleva su nombre.

“La Ley Olimpia” es un conjunto de reformas realizadas a los códigos penales de los Estados, donde se reconoce a la violencia digital como delito y establece sanciones a quien difunda en redes sociales o internet contenido íntimo de cualquier persona sin su consentimiento y fue aprobada el 3 de diciembre del 2019.

Olimpia es también la fundadora del Frente Nacional para la Sororidad, una organización que promueve la concientización de espacios digitales libres de violencia de género, donde se busca eliminar la idea de que los cuerpos de las mujeres son para consumo.

La violencia digital afecta principalmente a niñas y adolescentes, muchas de ellas como Olimpia, atentan contra su vida y experimentan diversos trastornos emocionales.

¿Qué hacer si encuentras circulando tu contenido íntimo en redes sociales sin tu consentimiento?

  1. No entres en pánico
  2. Recopila evidencia
  3. ¡Denuncia!